Las medidas provisionales en los procesos de divorcio, separación o nulidad matrimonial

Las medidas provisionales en los procesos de divorcio, separación o nulidad matrimonial

Parte del trabajo de un abogado matrimonialista es el de solicitar las llamadas medidas provisionales que considere necesarias para salvaguardar los intereses de su cliente. En Madrid ponemos a su disposición a un abogado matrimonialista que le ayudará durante todo el proceso de su divorcio, separación o nulidad, incluyendo los pasos previos para la adopción de medidas provisionales.

Cuando se va a iniciar un proceso de separación, divorcio o nulidad, es posible que uno de los cónyuges, o ambos soliciten que se adopten una serie de medidas provisionales que se adoptarán durante la duración del proceso y hasta que este finalice por completo.
Con estas medidas se pretende regular la situación que se producirá mientras este proceso tenga lugar y su principal objetivo es, en la mayoría de los casos, que se respeten los intereses de los hijos en común de la pareja.

Existen dos tipos de medidas provisionales: las previas, también llamadas provisionalísimas o las provisionales o simultáneas, que se diferencia en función del momento en que son solicitadas.

Las previas o provisionalísimas son aquellas que se solicitan con anterioridad a iniciar el proceso de separación, divorcio o nulidad. Su solicitud deberá justificarse con la existencia de alguna situación de urgencia o necesidad.
Las medidas provisionales o simultáneas se solicitan en el mismo momento de presentar la demanda de divorcio, separación o nulidad.

En ambos casos deberán ser aceptadas judicialmente.

Además del momento en que se presentan, también se diferencian en la forma en que deben solicitarse y tramitarse.

Las medidas previas se solicitan a través de la interposición de una demanda en la que se deben aportar datos y documentación (certificado de matrimonio, nacimiento de hijos etc.) y además todos aquellos documentos que justifiquen las medidas solicitadas, que deberán ser detalladas claramente.

Aunque no existe obligación, es más que aconsejable que el cónyuge que solicita dichas medidas cuente con la asistencia legal de un abogado matrimonialista.

Hay que tener en cuenta que una vez aceptadas por el Juez, se dispone de un plazo máximo de 30 días para interponer la demanda de separación o divorcio.

Las medidas provisionales simultáneas pueden solicitarse a la vez que se presenta la demanda de divorcio, separación o nulidad y se hará siempre y cuando no se hubieran ya presentado medidas provisionales previas con anterioridad. También puede solicitarlas el cónyuge que realiza la contestación a la demanda.
Si, tras la comparecencia de las partes, el Juez no consigue que estas lleguen a un acuerdo, será quién resuelva, tras haber considerado las pruebas aportadas.

¿Qué implica la adopción de medidas provisionales?

Cuando ya hayan sido interpuestas se producirán una serie de efectos, entre los que destacamos:

– El cónyuge que así lo desee podrá abandonar el domicilio familiar sin que por ello se considere que incurre en un delito de abandono.
– Si existieran poderes de representación de un cónyuge sobre otro, estas quedarán anulados automáticamente.

Leave a reply

Copyright © 2016 Abogados Grande - Divorcio Express en España
Aviso Legal

Divorcio Express Online