La pensión de alimentos

Divorcio Express Online >> Abogado matrimonialista Madrid >> La pensión de alimentos

pension de alimentos

En el momento de la separación, el juez, a petición del cónyuge económicamente más débil, establece una pensión de alimentos; también se puede fijar una contribución para los hijos. Este artículo está dedicado a la manutención del cónyuge separado, es decir, la medida por la que se condena a una de las partes a pagar a la otra una cantidad de dinero mensualmente. Se discuten las condiciones para el pago de la indemnización, su revisión y revocación.

Observaciones previas: con la separación seguís siendo marido y mujer

La separación de una pareja casada no supone la pérdida del vínculo matrimonial. De hecho, las partes siguen siendo marido y mujer. El término "ex cónyuge" sólo puede utilizarse después de un divorcio. La separación conlleva la suspensión de los deberes mutuos de los cónyuges, salvo la asistencia y el respeto mutuo. La pensión alimenticia se basa precisamente en el deber de asistencia. Además, tras la ruptura de la familia, los cónyuges deben hacerse cargo de los hijos, pero en el presente debate nos centraremos únicamente en la contribución a favor del cónyuge.

¿Qué es la pensión alimenticia?

La pensión de alimentos es una cantidad a tanto alzado, establecida en el momento de la separación, y su función es proporcionar apoyo al cónyuge económicamente más débil, que no tiene ingresos propios. En la mayoría de los casos, el subsidio se concede a la esposa que no trabaja o cuyos ingresos son muy inferiores a los de su marido. La asignación de la indemnización se realiza a petición de la parte y no puede ser fijada de oficio por el juez. A la inversa, el juez puede adoptar, sin solicitud previa, las medidas de protección de los intereses materiales y morales de la prole, incluida la atribución de la contribución a los alimentos.

A menudo es difícil entender el papel de las partes debido al lenguaje jurídico utilizado. Aclaremos:

  • el obligado al pago de la prestación se denomina cónyuge obligado o cargado
  • la parte que recibe el subsidio se denomina cónyuge beneficiario

La función de las pensiones alimenticias

La pensión alimenticia tiene una función: la asistencia social, es decir, el apoyo económico tras el cese de la convivencia pero continuando con ella.

La equiparación, es decir, el equilibrio, no tiene por objeto reconstituir el nivel de vida existente durante la relación, sino reconocer el papel y la contribución del cónyuge económicamente más débil a la formación del patrimonio familiar y del patrimonio personal de los propios cónyuges.

Pensión alimenticia en la separación de mutuo acuerdo y en la separación judicial

La separación puede ser de mutuo acuerdo o judicial.

En la separación de mutuo acuerdo, existe un acuerdo entre los cónyuges sobre las relaciones personales y patrimoniales. Son libres de determinar el importe de la prestación, el juez no verifica la existencia de las condiciones para su pago, sino que se limita a aprobar el acuerdo.

En la separación judicial, dado que las partes no han llegado a una solución acordada, corresponde al juez verificar la existencia de las condiciones y determinar la cuantía de la prestación.

¿Es posible renunciar a la pensión alimenticia?

En ambas formas de separación, el cónyuge no puede renunciar de antemano a la pensión de alimentos, ya que es un derecho derivado de la relación matrimonial. De hecho, el matrimonio implica una obligación mutua de fidelidad, de asistencia moral y material, de cooperación en el interés de la familia y de convivencia. Ambos cónyuges están obligados a contribuir a las necesidades de la familia, cada uno en función de sus propios recursos y de su capacidad para trabajar profesionalmente o en casa.

Por otro lado, es posible renunciar a la prestación durante la fase de separación si ambos cónyuges tienen ingresos suficientes. No obstante, no se trata de una renuncia irremediable, de hecho, si el cónyuge ya no es autosuficiente, el cónyuge en dificultades puede solicitar alimentos.

Condiciones

La norma no exige la constatación de la necesidad, en cuyo caso estaríamos hablando de pensiones alimenticias . Por el contrario, es necesario evaluar si los ingresos del cónyuge solicitante son adecuados. La evaluación de la adecuación presupone una comparación entre las partes, lo que lleva a una situación patrimonial desequilibrada. En esta evaluación, hay que tener en cuenta varios elementos como:

  • la duración del matrimonio
  • potencial de ingresos
  • la edad

Naturalmente, corresponde al cónyuge solicitante probar las condiciones en las que se basa la solicitud, en particular, demostrar la capacidad económica de la otra parte.

Si quiere tramitar su divorcio en Madrid, puede solicitar una cita en nuestra oficina o realizar el divorcio express online.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE