Claves para elegir un abogado matrimonialista

Cuando nos enfrentamos a la difícil decisión de finalizar nuestra relación matrimonial, son muchas las dudas que nos asaltan. En lo que respecta a todos los trámites y cuestiones legales que deberemos resolver para formalizar el divorcio, lo normal es que no sepamos por dónde empezar y se nos planteen innumerables dudas.

Los abogados matrimonialistas estamos especializados en procesos de separación y divorcio, así como todo lo que gira en torno a ello, como cuestiones relativas a la custodia de hijos, la liquidación del régimen económico etc.

Nuestra labor principal es, en definitiva, defender los intereses de nuestros representados y conseguir para ellos los mejores acuerdos posibles.

Debido a que las implicaciones de un proceso de divorcio y los acuerdos que se han de adoptar son de gran importancia, es fundamental ponernos en manos de un abogado matrimonialista experimentado.

¿Cómo saber si es el abogado matrimonialista correcto?

Un abogado matrimonialista debe reunir una serie de características para que pueda ofrecernos la mejor representación legal y el mejor asesoramiento.

Uso claro del lenguaje

Todos sabemos lo complicado que puede ser el lenguaje legal. Por eso, un abogado matrimonialista debe ser capaz de explicar de forma clara y comprensible todo el proceso de divorcio, sus fases, y todos los conceptos relacionados con el mismo.

Cercanía y disponibilidad

En algunas ocasiones, como los divorcios contenciosos en los que el matrimonio no consigue llegar a un acuerdo, será necesario celebrar un juicio en el que cada una de las partes realizará sus alegaciones y defenderá su particular postura.

Un buen abogado matrimonialista estará siempre a tu lado durante todo el proceso, explicándote cada fase y ayudándote a preparar el juicio, explicándote previamente qué va a suceder para que te sientas seguro/a.

 

Confianza en sí mismo

Tener un resultado favorable en un proceso de divorcio depende en gran medida de que el trabajo esté bien realizado y que se hayan tenido en cuenta todos los factores. Un buen abogado matrimonialista prepara detalladamente toda la documentación y confía en su saber hacer, recursos y experiencia para ofrecer la mejor defensa legal.

Empatía

Los abogados matrimonialistas somos conscientes de que un proceso de divorcio es difícil desde todos los puntos de vista, incluidos los emocionales y psicológicos. Por eso, tratamos todos los asuntos con toda la comprensión y delicadeza que se merecen y buscamos que nuestros clientes pasen por este proceso de la mejor forma posible.

Capacidad negociadora

Los abogados sabemos que muchas veces es mejor conseguir un buen acuerdo que ir a juicio. Por eso, un buen abogado matrimonialista debe ser un buen negociador y mediador cuando se enfrenta a un proceso de divorcio. Siempre que sea posible es aconsejable que el matrimonio llegue a acuerdos consensuados relativos a medidas que les afectan como: custodia de los hijos menores, pensión de alimentos, pensión compensatoria, régimen de visitas etc.

Persuasivo

En ocasiones, cuando existe un conflicto previo en el matrimonio, las posturas se enrocan y nos encontramos con que no hay cesión por ninguna de las partes ni voluntad negociadora.

Un abogado matrimonialista debe tener la capacidad de explicar a su cliente, de forma objetiva, la situación, y las opciones más realistas y que este entienda que en ocasiones ceder en algunas cosas puede ser beneficioso para todos las partes.

Persistencia

Nuestra prioridad principal son nuestros clientes, y conseguir para ellos los mejores acuerdos posibles. Por eso, como abogados matrimonialistas afrontamos cada caso, empleando todo nuestro tiempo, esfuerzo y saber hacer para conseguir los mejores resultados.

¿Estás en proceso de divorcio y buscas la mejor defensa legal? Contacta ya con nuestros abogados matrimonialistas de Madrid y obtén el mejor servicio. Estamos comprometidos contigo.

 

There is no custom code to display.

Divorcio Express Online