Divorciarse en verano

La convivencia no siempre une, a veces separa. Un estudio llevado a cabo por los investigadores de la Universidad de Washington así lo afirma y asegura que es en verano cuando más rupturas se producen y no es una casualidad.

La mayoría de los abogados matrimonialistas coinciden en el hecho de que septiembre es el mes en el que más divorcios se producen. Los clientes comienzan a llamar sin ni siquiera haber vuelto de las vacaciones. El hecho de que en verano tengamos más tiempo para meditar y veamos más a nuestra pareja hace que le echemos la culpa de todo lo que nos ocurre y de forma impulsiva solicitemos el divorcio.

Leer artículo

Sorry, comments are closed for this post.

There is no custom code to display.

Divorcio Express Online