¿Qué es el convenio regulador?

¿Qué es el convenio regulador?

El Convenio Regulador es el documento mediante el cual las personas que están pensando divorciarse o están pasando por dicho proceso (normalmente en un divorcio express) pactan o acuerdan de forma mutua, las condiciones relativas a su separación definitiva, como pueden ser las relaciones o asuntos económicos relativos al mismo y aquellos asuntos que están relacionados con los hijos. Se le suele llamar convenio regulador de mutuo acuerdo.

¿Es necesario que sea aprobado por un juez?

Para que el convenio regulador de divorcio sea válido o tenga validez necesita que un juez lo aprueba, es decir, es necesario que tenga aprobación judicial.

La razón por las cuales necesita ser aprobado por un juez es porque algunos de los temas tratados en este documento son de orden público, como pueden ser la relativa a la custodia de los hijos que son menores de edad, la llamada guarda y custodia o también lo relacionado con la pensión alimenticia. Por estas cuestiones se requieres que un Juez se pronuncie y apruebe aquello que se propone.

En caso de no ser aprobado por un juez, se reconocerá una validez en lo que respecta a las cuestiones en las que los cónyuges tienen poder de disposición como los que serían aquellos que están relacionados con el patrimonio o la parte económica.
Si. Para su validez, el Convenio necesita aprobación judicial. Si no es aprobado

Para saber cuáles son los puntos que el Juez tendrá que aprobar puedes leer más en el apartado ¿vale la pena?

Incumplimiento del convenio regulador

En el caso de que se presente un incumplimiento del convenio regulador, primero se debería hablar con la parte que incumple y saber cuáles son los motivos por los que esto está sucediendo.

Es importante hablar con los hijos y hacerles saber que no es culpa suya de forma que ellos no se vean afectados.

Lo siguiente sería hablar con la parte que no está siguiendo los acuerdos estableciodos y comentar la posibilidad de modificar horarios que sean óptimos para ambas partes.

En caso de que sea algo constante, entonces lo indicado es que lo haga saber ante el conocimiento del Juzgado, y teniendo en cuenta en número de veces que se haya incumplido, también será posible que se solicite una modificación el dicha programación e incluso, si hay casos más graves, solicitar que el otro cónyuge tenga una suspensión total del derecho otorgado.

Este acuedo es un deber además de un derecho.

Como dato, comentar que la Ley del Divorcio no contempla la regulación de medidas expresas sobre la forma de que se garantice el cumplimiento de aquellos acuerdos que se pactaron en el convenio del que tratamos. En este caso hay que acogerse a aquellas garantías globales que se derivan de la inscripción o registro del Convenio regulador en el Registro de la Propiedad y el Registro Mercantil.

El el artículo 226 del Código Penal referente al delito de abandono de familia, se hace referencia a aquellas penas que serían impuestas en el supuesto de que las obligaciones fueran incumplidas, aquellas referentes a la prestación de alimentos, tutela, etc.

En este aspecto se podría inhabilitar el ejercicio de dichas obligaciones.

De forma prácticas y en el caso de que se incumpla el pago de las pensiones compensatorias (creada por la diferencia del estado económico de uno de los cónyuges) o el incumplimiento del ago de la pensión alimenticia, se podría obligar a que a la parte pagadora se le retuviera la parte del sueldo que corresponde a la pensión que debe presnetar, de forma que se asegure el cobro por la parte que lo recibe.

¿Qué es el Convenio regulador?

Se trata de un documento en que deberán quedar reflejados los acuerdos alcanzados por el matrimonio relativos a todas aquellas cuestiones que afectarán a este y a sus hijos, en caso de tenerlos, una vez la sentencia del divorcio sea firme: custodia de los hijos, uso de la vivienda familiar, régimen de visitas, pensión de alimentos…

Es un acuerdo bilatetal por parte de los cónyuges de la pareja a divorciarse. Ambas partes deben tomar parte en las decisiones que se verán reflejadas en dicho documento.

El Convenio regulador es un documento que debe prepararse cuando va a llevarse a cabo una separación o divorcio.

Este documento, una vez presentado, debe ser revisado y aprobado en su caso por el Juez, o, en los casos de divorcio notarial, por el Notario correspondiente.

¿Qué conceptos debe contener el Convenio Regulador?

  • Liquidación del régimen económico matrimonial: la disolución del matrimonio implica que debe liquidarse su régimen económico. Esto implica que deberá procederse al reparto de todos los bienes y liquidación de deudas en común. Hay que tener en cuenta que el régimen económico puede variar. Los más habituales son los de gananciales o los de separación de bienes. El tipo de régimen determinará de que forma se realiza el reparto.
  • Uso de la vivienda familiar: si existe una vivienda en común de la pareja, deberá decirse acerca de qué uso se le dará, sobre todo si existen hijos menores o incapacitados dependientes de la pareja.
  • Guarda y custodia de hijos: en caso de existir hijos menores en común o dependientes, se deberá decidir acerca de su guarda y custodia. La custodia podrá ser compartida entre ambos progenitores, en su caso se debe detallar de qué forma o bien esta puede recaer en exclusiva sobre uno de ellos, reservándose para el otro progenitor el régimen de visitas.
  • Pensiones: en el caso de haber hijos en común y que la custodia recaiga sobre uno de los progenitores, se deberá establecer una pensión de alimentos adecuada para los gastos de manutención de los menores. También es posible establecer, si así se acuerda, una pensión compensatoria a favor del cónyuge que queda en situación de desprotección.

Para la negociación y redacción del Convenio regulador es necesaria la asistencia de un abogado especializado en divorcios. Desde nuestro despacho de Divorcio express de Madrid, podremos ofrecerle todo nuestro asesoramiento y ayuda legal para llevar a cabo su divorcio de la forma más rápida y efectiva para todas las partes.

Se llama Convenio regulador a aquel documento que obligatoriamente deberá redactarse y aprobarse durante el proceso de un divorcio.

Hay que señalar que, en los casos de divorcio exprés, el convenio regulador también es obligatorio. Se trata de un documento necesario por tanto para todos los tipos de divorcio.

En general, el convenio regulador sirve para acordar todas aquellas cuestiones de relevancia sobre las que es necesario llegar a un acuerdo.

Una vez redactado y acordado por ambas partes el Convenio regulador, este debe presentarse ante el juez, conjuntamente con la demanda de divorcio de mutuo acuerdo.
El juez, una vez comprobado con los cónyuges mediante citación, que ambos ratifican el contenido del convenio, aprobará este, junto con el divorcio.
En caso de existir hijos menores o dependientes en común, el Ministerio Fiscal deberá personarse obligatoriamente como parte para defender los derechos de los menores.

Un Convenio regulador es de obligado cumplimiento para ambas partes una vez haya sido ratificado por el juez tras el proceso de divorcio exprés. Sin embargo, es posible cambiarlo a lo largo del tiempo si las circunstancias personales o económicas de cualquiera de los ex-cónyuges, cambiasen. Para ello habría que acudir nuevamente al juez para que aprobase dichas modificaciones.

Si precisa de asesoramiento legal para la redacción y tramitación del Convenio regulador, puede contar con nuestros abogados matrimonialistas en Madrid, expertos en divorcio, y más concretamente en divorcio exprés de Madrid. No dude en consultarnos.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE