Ventajas del divorcio express

Ventajas del divorcio express

El divorcio exprés es el proceso más ventajoso para las parejas que deciden finalizar con su relación.

Cuando una pareja decide separarse existen diferentes circunstancias, por lo que el proceso de divorcio podrá variar sustancialmente.

Uno de los aspectos más determinantes a la hora de enfrentarnos a un proceso de divorcio, es la buena voluntad y disponibilidad de las partes para dar por finalizada la relación por un lado, y llegar a acuerdos importantes relativos a cuestiones que son de interés para ambos, máximo cuando hay hijos menores o dependientes en común. Estas cuestiones se verán reflejadas en el Convenio regulador, que es el documento que reflejará por escrito las bases que regirán en adelante, una vez ratificado el divorcio.

Si la pareja puede llegar a un acuerdo en todas las cuestiones relevantes tales como: reparto de bienes en común, custodia de hijos si los hubiera, pensión de alimentos, régimen de visitas etc. puede entonces plantearse un proceso de divorcio exprés.

¿Qué ventajas tiene el divorcio exprés?

  • Ahorro de tiempo:  Al existir un acuerdo entre ambos cónyuges en todos los aspectos importantes que quedarán reflejados en el convenio regulador, no será necesario alargar el proceso con negociaciones y con procedimientos judiciales en los que sea el juez quién deba decidir acerca de las cuestiones sobre las que no se pone de acuerdo la pareja. El trámite para el divorcio exprés es corto y más sencillo.
  • Ahorro de costes:  Que duda cabe que si la pareja se ve abocada a un proceso judicial esto repercutirá en un aumento de los costes para ambos, tanto en representación legal como en trámites adicionales: recabar pruebas para su defensa etc. Además, la ley permite que ambos cónyuges, si están de acuerdo, sean representados por un mismo letrado, lo que les supone un ahorro en honorarios.
  • Respeto por las medidas acordadas:  Cuando las medidas son acordadas entre ambos, y no por un tercero, en este caso el juez, es más probable que ambos las respeten durante la vigencia de las mismas.

A estas ventajas deberíamos sumar, aunque ya sería de carácter personal, el hecho de que un proceso, ya de por sí incómodo, si es consensuado y de mutuo acuerdo siempre será más llevadero por ambas partes

Como se ve, el divorcio exprés, siempre que sea posible, es un proceso que aporta ventajas para ambas partes, y debería ser tenido en cuenta en la medida posible cuando nos enfrentamos a una separación.

En divorcioexpressonline.net somos abogados matrimonialistas expertos en la realización de trámites de divorcio exprés, que, además, podrá realizar online siguiendo unos sencillos pasos. Si lo prefiere, también podrá visitarnos en nuestro despacho de abogados de Madrid.

Consúltenos sin ningún compromiso

Los abogados matrimonialistas en Madrid son aquellos letrados especializados en una de las áreas del Derecho: el Derecho de Familia. Más concretamente están especializados en toda la legislación y trámites que giran en torno a las normas que regularán la convivencia entre una pareja, esté esta casada o no, y con respecto a sus hijos, en caso de tenerlos.

Aunque un abogado matrimonialista puede asesorarnos respecto a un amplio abanico de cuestiones (régimen económico del matrimonio por ejemplo) es, sin duda, en los casos en los que una pareja decide finalizar su relación, es decir, ante un divorcio o separación, cuando jugarán un papel más importante.

Un abogado matrimonialista experto nos garantizará un asesoramiento legal de calidad y por consiguiente que nuestros derechos e intereses se vean defendidos de la mejor forma. Es imprescindible a la hora de asesorarnos acerca de cuestiones tan importantes como: reparto de bienes en común de la pareja, guarda y custodia de los hijos, pensiones de alimentos, regímenes de visitas, pensiones compensatorias… Se trata de acuerdos de gran relevancia para el futuro de los ex-cónyuges y su descendencia, por lo que es clave contar con un buen soporte legal en defensa de nuestros intereses.

Además, en España, las sentencias de divorcio siempre son judiciales, por lo que es imprescindible contar con un abogado matrimonialista y procurador

Desde nuestro Bufete de abogados matrimonialistas de Madrid recomendamos que a la hora de contratar a un abogado matrimonialista, se asegure siempre de la experiencia y buen hacer de este letrado, pues de ello dependerá en gran medida el cómo se desarrolle el proceso de divorcio y que nuestros objetivos se vean cumplidos en la medida de lo posible.

Nuestros abogados proporcionan una atención totalmente personalizada para cada uno de nuestros clientes, dedicándonos en exclusiva para ellos. Un trabajo de calidad necesariamente requiere del soporte de un equipo profesional detrás que complemente la labor de nuestros letrados. Por eso, en nuestro despacho trabajamos con un equipo multidisciplinar de profesionales, que, trabajando en conjunto, construyen la mejor defensa para nuestros clientes.

Aunque en los últimos años, tras la aprobación del divorcio express, nos hemos especializado en este tipo de divorcio, también seguimos tramitando otro tipo de divorcios.

Como hemos comentado alguna vez, el divorcio más sencillo, rápido y económico es el divorcio express, pero desafortunadamente no en todas las ocasiones el matrimonio consigue llegar a acuerdos sobre las decisiones que afectarán al futuro de la familia una vez efectivo el acuerdo.

Estos acuerdos versan sobre temas de mucha relevancia, por lo que, en caso de no llegar a un consenso, cada miembro de la pareja deberá defender su punto de vista en el juicio que se celebrará con motivo del divorcio. Será en Juez quién decida, en vista de las declaraciones, pruebas y documentación que se le presenten.

Por todo ello, si está inmerso en un proceso de divorcio y no llega a un acuerdo con su pareja es importante que busque cuanto antes el asesoramiento legal experto de un letrado. Nuestros abogados matrimonialistas de Madrid le podrán ayudar con su caso. Le atenderemos de forma personalizada y le ayudaremos a defender sus intereses.

No solo le ofrecemos nuestros servicios legales durante el proceso de divorcio o separación.  En muchas ocasiones, aunque este se haya producido, incluso hace tiempo, puede tener que requerir nuevamente de nuestra ayuda.

Por ejemplo, es habitual que las circunstancias personales y profesionales que existían en el momento del divorcio varíen sustancialmente. Todas las medidas acordadas durante el divorcio se hicieron teniendo en cuenta las circunstancias de ese momento y es posible que necesiten ser revisadas, es lo que se conoce como modificación del Convenio Regulador.

Por ejemplo, cuando la situación económica cambia sustancialmente, por la pérdida de un empleo por ejemplo, es posible que se tengan que revisar las cantidades para adaptarse a la nueva realidad.

Para modificar estos acuerdos se deberá solicitar una modificación ante el juez, para lo que será necesario acudir representado por un abogado matrimonialista.

También nuestros servicios son muy solicitados en casos de incumplimiento del Convenio Regulador. En estas situaciones se puede acudir ante el Juez para solicitar su amparo y que este se encargue de que las medidas se cumplan.

Y si desea divorciarse de mutuo acuerdo, recuerde que la ley le permite iniciar un proceso de divorcio exprés, que supone un ahorro de costes y tiempo muy valioso. Puede realizar todos los trámites a través de nuestra página web, de forma online si lo desea, o bien acudiendo a nuestro despacho.

Llevar a cabo nuestro divorcio a través del trámite del divorcio express conlleva una serie de ventajas, por lo que es la fórmula que los abogados matrimonialistas experimentados recomendamos seguir siempre que sea posible.

Hay que tener en cuenta que para que sea posible llevar a cabo un divorcio a través de la modalidad Express será absolutamente necesario que ambos miembros de la pareja estén conformes tanto con el mero hecho de divorciarse como con las consecuencias de índole económico, patrimonial y relacionadas con la custodia de hijos se deriven.

Debido a que para tramitar el divorcio Express ha de existir un acuerdo previo entre la pareja, los trámites se vuelven mucho menos costosos, tanto en el tiempo, como en el aspecto económico.
Ahorro en el tiempo puesto que la demanda de divorcio se presentará de forma conjunta y únicamente tendrán que comparecer ante el Juez para que este ratifique el divorcio y los acuerdos alcanzados.
Otra de las ventajas del divorcio Express relacionada con el acortamiento de los plazos es que no es necesario haber tramitado una separación de forma previa. Hay que tener en cuenta en cualquier caso que la pareja deberá estar de acuerdo en separarse o divorciarse ya que, si existen discrepancias, el Juez concederá el divorcio.

Menos coste económico en cuanto a que la pareja puede tener incluso el mismo representante legal para ambos, lo que reduce los costes en honorarios. Además, al existir un acuerdo, no es necesario presentar otro tipo de pruebas adicionales, incluida la presentación de informes o peritos por ejemplo, como si sucede en algunos casos de divorcio contencioso.

Desde el año 2005 además, cuando se modificó la legislación relativa al divorcio, no es necesario alegar ningún tipo de causa cuando se solicita el divorcio, como sí sucedía anteriormente.

El proceso de divorcio Express ahorra tiempo y dinero a las parejas que tienen claro que quieren divorciarse, pero además, supone menos carga psicológica al evitarles la inmersión en un proceso que podría ser más largo y complicado, con el desgaste que eso podría conllevar para ellos.

El divorcio Express puede tramitarse presencialmente o incluso de forma online. En cualquiera de los casos, necesitará el asesoramiento de un abogado matrimonialista para llevar a cabo todos los trámites. En nuestro despacho de abogados matrimonialistas de Madrid encontrará letrados especializados con los que podrá contar. También estamos especializados en realizar los trámites de divorcio express online.

No dude en contactar con nosotros para más información.

Existen numerosos beneficios en el divorcio de mutuo acuerdo, algunos de ellos son los que numeramos a continuación:

1. Tramitación breve y rápida: Teniendo en cuenta la simplicidad procesal y la brevedad de los plazos establecidos en la ley, la tramitación de una separación o divorcio consensual  permitirá obtener en corto espacio de tiempo una sentencia.

2. Menor coste del procedimiento:  La ley permite que ambos cónyuges se valgan de una sola defensa y representación procesal, el menor esfuerzo y dedicación del abogado y el procurador determinarán unos honorarios inferiores.

3. Mayor seguridad de que la demanda se estime íntegramente:  El juez solo controlará que no existen cláusulas en el convenio regulador que dañen el supremo interés y bienestar de los hijos menores o perjudiquen gravemente a uno de los cónyuges.

4. Conformidad de las partes respecto a las medidas convenidas: debido a que éstas han sido acordadas por ambos esposos y no por una tercera persona “ajena” al conflicto familiar, en principio los cónyuges estarán más predispuestos a su cumplimiento.  Hay que tener en cuenta que aunque los cónyuges cesen en su relación personal, si existen hijos, van a tener que continuar relacionándose cuando tenga lugar la recogida de los mismos o cuando haya  que decidir alguna materia relacionada con el ejercicio de la patria potestad, y esta relación será más fluida y dialogante si el procedimiento de separación o divorcio fue de mutuo acuerdo. Además hay que tener en cuenta que respecto a la guardia y custodia compartida, será más fácil conseguirla a través del divorcio de mutuo acuerdo.

¿Qué podemos hacer en aquellos casos en los que es solamente uno de los cónyuges el que toma la iniciativa para separarse o cuando no es posible el diálogo entre los cónyuges para consensuar la separación?

Si es solo uno de los cónyuges el que toma la iniciativa, será labor del abogado propiciar ese entendimiento eliminando los obstáculos que impidan el diálogo constructivo entre los cónyuges.  Esto no siempre será una tarea fácil, ni existe un manual o una técnica especial que indique al abogado cómo abordar los conflictos matrimoniales. La experiencia práctica nos indica que habrán de seguirse las siguientes pautas:

a) Mantener una larga entrevista con el cliente para llegar a obtener una visión real y no distorsionada del patrimonio familiar y de la situación de la familia, así como tener una idea clara de las pretensiones del cliente y de las expectativas posibles.

b) A continuación el abogado, sirviéndose de un lenguaje lo más sencillo posible debe indicar al cliente los principales efectos derivados de la separación o del divorcio, exponiéndole con claridad si sus expectativas son viables, o si por el contrario son desproporcionadas y contrarias a la legalidad; igualmente se le pondrán de manifiesto los inconvenientes que tiene la presentación de una demanda contenciosa.

Hay que tener en cuenta que en muchos casos e influenciados por parientes o por amigos que se han separado, se pretende conseguir por ejemplo una pensión alimenticia o compensatoria similar a la que le dieron a otra persona, cuando las circunstancias económicas son muy dispares.

c) Entrevistarse con el otro cónyuge para hacerle saber las intenciones de su cliente y conocer su punto de vista respecto de las mismas.

d) Reunirse con ambos cónyuges y plasmar los acuerdos en un convenio regulador.

e) Si el otro cónyuge está asesorado por un letrado distinto, propiciar una reunión previa entre los letrados para valorar la posibilidad de llegar a un acuerdo y posteriormente otra definitiva juntamente con los cónyuges para elaborar y firmar el convenio regulador.

f) Habrá casos en los que será útil acudir a un servicio de mediación familiar, cuando las controversias entre los cónyuges estén centradas en las medidas de carácter personal, como por ejemplo la guardia y custodia y el régimen de visitas.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE